Águila monera

Águila monera

Las águilas moneras están entre las águilas más grandes del mundo, y también entre las que se encuentran en mayor peligro de extinción. Quedando solo entre 180 y 500 ejemplares, tienen una tasa de supervivencia baja y enfrentan riesgos de pérdida de su hábitat. Son endémicos de las islas de Luzon, Leyte, Samar y Mindanao y viven en bosques primarios.

Descripción física

Las águilas moneras son de color marrón oscuro desde arriba con una corona amarillo crema y la nuca veteada de negro. Las largas plumas alrededor del cuello forman una cresta suelta, casi hinchada. Su parte baja es blanca con vetas café rojizas alrededor de los muslos, y su larga cola cuadrada es marrón con una punta blanca, una banda subterminal oscura, y la parte interior gris.

Sus alas son pequeñas y redondeadas; la cubierta inferior de las alas también están marcadas con vetas café rojizas y las primeras plumas son a rayas. Las plumas de vuelo son negras en la punta. Los ojos y pico son gris, y sus largas patas son amarillas con talones negros.

Los pichones son similares a los adultos pero con colores más pálidos. Su canto es un silbido de tono alto que es más bien débil comparado con su tamaño. Los ejemplares en cautividad han vivido sobre los 40 años de edad.

Descripción física del águila monera

Tamaño

Largo: 86-102 cm

Tamaño de las alas: 2 m

Peso: 4.7-8.0 kg

Hábitat y distribución

Pertenecen a bosques primarios de Dicterocarpus (bosques con árboles resinosos), en los bordes del bosque, bosques de ribera, y bosques talados, sobre todo en las laderas de las montañas. Los nidos han sido encontrados en una gran variedad de locaciones incluyendo bosques primarios y renovales e incluso lugares con una significante alteración humana.

Viven entre los 0 y 1800 metros sobre el nivel del mar aunque es poco probable que se reproduzcan a altas altitudes, debido al tamaño de los árboles. Las parejas controlan territorios de hasta 133  como promedio; los territorios en bosques son menores, solo alrededor de 68 .

Son endémicos de 4 islas en las filipinas: Luzon, Leyte, Samar y Mindanao, desde  hasta . La isla de Mindanao contiene la mayoría de la población, con alrededor de 82-233 parejas de apareamiento. Son aproximadamente entre 180 y 500 especímenes en 146,000 . Los adultos son sedentarios dentro de su rango.

Dieta y caza del águila monera

Dieta y caza

Se alimentan de una variedad de animales. Las presas mamíferos incluyen lémures voladores, ardillas voladoras, macacos (de ahí su nombre alternativo de Águila Come-Monos), cerdos, perros, murciélagos fruteros, e incluso venados pequeños. Pájaros como las aves de corral se conocen que son tomadas, junto con las cobras filipinas y los lagartos monitor.

Las águilas moneras cazan desde una percha o buscando comida en las vegetaciones densas o en los huecos en los árboles. También se conocen por cazar en parejas, donde una águila distrae a su presa y la otra ataca, esta estrategia es similar a la utilizada por la Stephanoatus coronatus (Águila coronada). Son capaces de alcanzar una velocidad de hasta 80 km por hora.

Reproducción

Las demostraciones de apareamiento consisten en rodeos, persecución en picada, y agarre con las garras. La puesta de huevos comienza en Septiembre-Octubre y termina en Febrero en Mindanao, pero termina en Diciembre-Enero en Luzon. Las parejas son monógamas, pero si uno de los compañeros muere, el águila restante buscará una nueva pareja.

El nido se construye de palos y se posiciona en una horca de un árbol de entre 27-50 m de altura. Los nidos pueden ser de hasta 1.2 m a lo ancho y 2.7 m de profundidad y son usados por años consecutivamente. Entre 1 y 2 huevos son puestos, pero se ha observado ocasiones donde solo uno ha eclosionado. Antes de la puesta de huevos, las hembras exhiben una “apatía de huevo”, donde actúan enfermas y se rehúsan a comer por 8-10 días, termina cuando el huevo se pone y la incubación comienza.

El huevo es incubado por 58 a 68 días por los dos padres, donde la madre hace dos tercios de este tiempo. Emplumecerse tarda de 4 a 5 meses y los pichones dependen de sus padres por 17 meses después de esto. Consecuentemente, los adultos están limitados a aparearse cada 2 años.

Reproducción del águila monera

Las águilas moneras hembras son sexualmente maduras luego de los 5 años de edad y los machos luego de 7.

Conservación

Las águilas moneras se encuentran entre las aves de rapiña en mayor peligro de extinción en el mundo. Dos causas son el bajo ratio de supervivencia de los pichones y la incapacidad de las águilas de viajar a través de hábitats perturbados y fragmentos de bosques. La pérdida de su hábitat es otro gran riesgo, desde que los bosques de bajío se encuentran abiertos a la tala y se estima solo 9,220  de bosques primarios remanentes en su rango. La minería es también otro problema. Las aves de rapiña están actualmente listada como En Peligro Critico por BirdLife International.

Las medidas de conservación tomadas incluyen el apareamiento en cautividad y la reintroducción, educación de conservación, y legislaciones que prohíben su persecución de las águilas moneras y protege sus nidos. Los métodos de reintroducción han tenido algún éxito, pero la primera águila liberada en el 2004 fue electrocutada luego de nueve meses y la segunda fue asesinada por un cazador solo 4 meses luego de su liberación.

Las medidas de conservación propuestas incluyen conducir más investigación hacia su ecología, población, distribución, extender las áreas protegidas y manejar su hábitat.

Compártelo en tu red social: