Águila imperial oriental

Águila imperial oriental

Águila imperial oriental

El Águila imperial oriental son grandes y poderosas águilas que viven en partes de Europa y Asia en una variedad de hábitats. Forman un a superespecie con el A. adalberti (Águila imperial española), el A. nipalensis (Águila de la estepa) y el A. rapax (Águila morena) y unas especies superiores con el A. adalberti.

Descripción física

El Águila imperial oriental es mayormente de color marrón. La corona y los lados del cuello son de color dorado claro y los hombros tienen lunares blancos. La cola es de color gris oscuro con una lista subterminal negra y la punta blanca. Las cubiertas de las alas también tienen bordes blancos. Debajo de la cola son de tonalidades óxido pálido a crema. Los ojos y las patas son de color amarillo y el pico es de color gris con la punta negra. Las alas y la cola son largas y la cabeza es grande al igual que las patas.

Los ejemplares jóvenes son de color marrón claro con vetas marrón oscuro sobre la cabeza, el pecho, el escapulario y las alas. Las cubiertas de las alas tienen puntas blancas y las partes inferiores son de color de ante.

Su llamado es un ladrido áspero y profundo que repiten hasta 8 y 10 veces.

Descripción física del águila imperial oriental

Dimensiones

Largo: 72-84 cm

Envergadura: 180-215 cm

Peso: 2.4-4.5 kg

Hábitat y distribución

Son especies de tierras bajas, pero debido a la pérdida de hábitat y a la caza, han sido obligadas a trasladarse hacia sitios más elevados en Europa. Se encuentran hasta en los 1.800 metros sobre el nivel del mar, a pesar de que se han registrado tan alto como a 3.900 m en los bosques, estepas y áreas agrícolas con árboles, en bajas colinas y laderas de montañas.

En la región del Cáucaso, todavía pueden ser encontradas en los bosques de tierras bajas y fluviales, al igual que en el semidesierto. Las aves que invernan en la India se encuentran en el desierto, en las llanuras, en áreas de humedales y algodonales secos; se cree que prefieren los humedales en sus terrenos de invernado.

Hábitat y distribución del águila imperial oriental

El Águila imperial oriental habita desde Europa central y meridional hasta el sur de Rusia, en todo el noroeste de la India, el norte de Pakistán, Mongolia y la Siberia central. Su rango de verano se extiende desde los 55°N a los 35°N. En el invierno migran al Oriente Medio y al África oriental, así como al sur hasta Tanzania, la Península Arábiga, el subcontinente de la India y a China meridional y oriental. En invierno cubren un rango de 50°N a 3°S.

De vez en cuando se reúnen en bandadas de diez o más águilas al migrar, cuando viajan hasta 8,000 km en seis semanas. Se estima que hay entre 5,200 a 16,800 individuos en una extensión de 9,440,000 km².

Dieta y caza

Se alimentan de pequeños mamíferos como ardillas de tierra, marmotas, jerbos, hámsteres y liebres; reptiles incluyendo tortugas, insectos, carroña y aves como los gansos, patos, cuervos, palomas, aves de caza, e incluso flamencos. Se ha registrado que matan a otras rapaces hasta del tamaño del lebrel de pantano norteño. Rara vez comen pescado. La mayoría de sus presas vivas pesan por debajo de los 2 kg.

La caza se realiza en solitario o con una pareja. Algunas veces roban comida o presas de otras aves, comportamiento conocido como cleptoparasitismo. También suelen esperar en el suelo a que los roedores salgan o emerjan de sus escondites o madrigueras.

Dieta y caza del águila imperial oriental

Reproducción

El Águila imperial oriental se empareja de por vida, encontrando una pareja alrededor de los 4 años de edad. La estación de cría es desde febrero hasta julio en España y de marzo a septiembre en el resto de su rango de hábitat.

Construyen sus nidos en la cima de un árbol alto, entre 10 y 20 metros sobre el suelo. Una pareja puede tener varios nidos que usan en rotación, reparándolos cuando es necesario. Los nidos son de 1,2 a 1,5 m de ancho y de 60 a 70 cm de profundidad, aunque pueden llegar a medir 2,4 metros o más de ancho y 1,8 m de profundidad. Pesan hasta 100 kg y los conforman de ramitas, incrustaciones, hierba y desechos de la vegetación fresca traída durante el uso del nido.

Ponen de 1 a 4 huevos que se incuban durante 43 a 52 días por ambos padres. Es común el siblicidio (también llamado cainismo) en el que el individuo mayor y más fuerte suele matar al más joven. El emplumado tarda de 63 a 77 días, pero el joven permanecerá en el nido y será alimentado por la hembra hasta que puedan cazar por su cuenta, alrededor de 160 días posteriores al emplumado.

Reproducción del águila imperial oriental

Conservación

El águila imperial oriental se enfrenta a muchos peligros incluyendo la pérdida del hábitat, el robo de nidos, los disparos y el envenenamiento, el mercado ilegal, la electrocución en el tendido eléctrico y la escasez de presas, en particular las ardillas de tierra.

Estos factores también se aplican a las águilas migrantes, por lo que no afectan sólo a una parte de la población. El Águila imperial oriental se ha catalogado como Vulnerable por la BirdLife International.

Actualmente, están legalmente protegidas en Azerbaidzhán, Bulgaria, Croacia, Georgia, Grecia, Hungría, Rumania, Eslovaquia, Turquía y Ucrania. En 1990, el Grupo de trabajo del Águila imperial del este (Eastern Imperial Eagle Working Group) fue establecido y en 1996 se publicó el Plan de acción para el Águila imperial, ambos creados para ayudar a preservar a las águilas.

Compártelo en tu red social: