Águila coronada

Águila coronada

Las Águilas halcón coronadas (Águilas coronadas) son unas de las más grandes águilas de África y se consideran las más poderosas. Viven en una variedad de hábitats en la mayor parte del territorio del África sub-Sahariana.

Descripción física

Las Águilas coronadas son negras por el lomo a excepción de unos parches en la cabeza y en las alas color marrón oscuro. La cola por debajo es gris con dos listas negras anchas y una amplia banda subterminal negra con punta blanca. Las cubiertas bajo las alas son de color castaño, con listas en negro oscuro en las plumas de vuelo.

El pecho es color crema, bermejo o la piel de ante moteada y rayada en negro denso y el abdomen presenta listas negras. En las hembras predomina más el rojo con el rallado más denso. Las patas son grandes y poderosas, de largas garras. El pico es gris oscuro, las mejillas (donde se encuentran las mandíbulas) son de color naranja. Los ojos son amarillo pálido. Tienen una doble cresta, la cola es larga y las alas anchas y redondeadas.

Los ejemplares jóvenes son color gris marrón por el lomo. La cabeza y las partes inferiores son blancas, aunque el pecho es bermejo al momento de abandonar el nido. Alcanzan el plumaje de adultos a los seis años.

Las Águilas coronadas son aves de voz potente, que llaman durante el vuelo y cuando están anidando, que emiten sonidos contínuos de hasta 20 y 30 repeticiones. Pueden vivir hasta 15 años.

Dimensiones del águila coronada

Dimensiones

Largo: 81 a 99 cm

Envergadura: 180 cm

Peso de ejemplares masculinos: 2,7-4,1 kg

Peso de ejemplares femeninos: 3,1-4,7 kg

Hábitat y distribución

Las Águilas coronadas pueden vivir en una gran variedad de hábitats, incluyendo las tierras bajas y el bosque montano perenne, el bosque tropical, la selva, los barrancos y las quebradas boscosas, la sabana abierta, en las plantaciones de árboles y en tierras de pastizales o abrojos, en alturas desde 0 hasta 3,000 metros sobre el nivel del mar y aún más alto.

Son raros y poco comunes en su rango y están escasamente distribuidos en toda el África sub-Sahariana. Se encuentran en el África occidental, desde Senegal y Guinea-Bissau a Camerún, República del Congo, República Democrática del Congo y Gabón; en el este de África a través de Etiopía occidental, al este de Sudán, Uganda, Kenia y Tanzania y en el sur de África por Zambia, Malawi, Mozambique, Sudáfrica y Swazilandia. Cubren un territorio total de 6.610.000 km². Los adultos son sedentarios, pero los ejemplares jóvenes se dispersan desde las zonas de cría. Hay aproximadamente 1.000 a 10.000 individuos.

Dieta y caza del águila coronada

Dieta y caza

Las Águilas coronadas son las más poderosas de todas las águilas africanas. Ellas son conocidas por atrapar antílopes y otros cuadrúpedos saltadores que pueden tener más de seis veces su tamaño; el resto de su dieta incluye monos y otros primates, roedores, damanes, mangostas, grandes lagartos, aves de caza, y en ocasiones carroña.

Estas águilas cazan lanzándose sobre su presa desde una percha y las capturan en el suelo, aunque los animales que habitan los árboles pueden ser atrapados en vuelo o lanzados al suelo. La presa grande es hecha pedazos y puede ser escondida en los árboles circundantes para ser comida más tarde. Las aves rapaces han sido conocidas por cazar en parejas y compartir lo que capturan. En ocasiones, los monos son atrapados empleando un método donde un águila vuela por encima del dosel, causando que la tropa emita llamadas de alarma, lo cual descubre su posición. Entonces otra águila atrapa a cualquiera de los rezagados que quedan a la vista.

Reproducción

El cortejo para el apareamiento consiste en realizar inmersiones y descensos rápidos, que es hecho generalmente por el macho. Si la hembra acepta unirse a él, probablemente se agarre al macho dando la vuelta en pleno vuelo, presentándole sus talones. También pueden juntar sus patas y dar volteretas en el aire.

Conservación del águila coronada

El nido se construye de palos entretejidos con hojas verdes y puede ser de hasta 2,5 metros de ancho y 3 metros de profundidad. La mayor parte del nido es hecho por la hembra, tomándole alrededor de 5 a 6 semanas. Se coloca en el entronque de las ramas de un árbol a una altura de 12 a 40 metros, o en un acantilado si no hay árboles adecuados en la zona. Ponen 1 o 2 huevos y se incuban durante 48 a 51 días por ambos padres, aunque la hembra hace el mayor tiempo.

El siblicidio, también conocido como cainismo, es común en el Águila coronada y el primer polluelo en eclosionar casi siempre mata al segundo. El emplumado toma de 90 a 125 días. Los machos vuelan diez días antes que las hembras. Los ejemplares jóvenes mantienen la dependencia de sus padres hasta 350 días después de emplumar. Debido a la duración de esta dependencia, los adultos sólo pueden reproducirse cada dos años.

Conservación

Las Águilas coronadas están ampliamente extendidas, pero se encuentran amenazadas por la pérdida de su hábitat debido a la deforestación, la caza deportiva o furtiva, la captura y la destrucción de nidos. Han sido catalogadas por la BirdLife International como Menos Preocupantes.

Compártelo en tu red social: